martes, 15 de mayo de 2012

"Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto; es un hábito." Aristóteles

49 comentarios:

  1. He querido comentar en esta cita ya que me relaciono bastante con ella. Al decir que me relaciono, digo que para mi es cierto lo que menciona Aristóteles. Además me gusta mucho las citas de de este señor.

    En el deporte, por ejemplo, mientras mas practiques mejor te desempeñas. En realidad en todo en la vida es así. Para mi, esto es lo que Aristóteles quiere decir. En la vida todos somos iguales. Hay unos que trabajan mas que los demás. Es por esto que la mayoría de estas personas tienen mejores resultados.

    "Somos lo que somos repetidamente", porque mientras mas repites algo, mas lo practicas, mejoran tus destrezas. Así que la "excelencia", entonces es un "hábito", ya que que como dije anteriormente, cuando repites algo muchas veces lo perfeccionas.

    Todos debemos buscar el hábito de la excelencia para perfeccionarnos y dedicarnos al trabajo que nos guste. Estoy seguro tendríamos un Puerto Rico mejor.

    ResponderEliminar
  2. Aristóteles es un gran pensador. Un hombre de palabras profundas que en cada una de sus citas guarda una riqueza de vida de gran magnitud. Somos muchos los que quizás repetidas veces hemos aprendido que nuestro resultado no son mas trazos de quien estamos siendo ante la vida.

    A veces nos toma tiempo identificar quienes y como actuamos en cada uno de los sucesos que nos ha impactado en nuestro proyecto de vida. Es aquí cuando nos toca identificar que somos nosotros mismos los que nos dejamos venceré una y otra vez por aquello que sabemos que nos hace dudar, crecer y derrotarnos a nosotros mismos. Entonces es de grandes y no de solo fuertes el que busca la disciplina para caminar por el sendero conociendo sus debilidades, trabajando con antelación para aquellos rumbos que nos harán fallar y se mantiene firme en todo aquello que se propone. Para lograrlo con perfección , con amor y pasión para que el sentimiento de gratitud y triunfo sea uno merecedor de un ser con valor.

    Aquel que aprende de sus errores se encuentra preparado para ver mas allá de las cosas. Por otro lado se encuentra firme en todo aquello que quiere. Por lo que camina con orgullo y valor ante los miedos y retos por los que vencerá ante cualquier obstáculo en la vida y si es un triunfador asumirá el carácter , temple y actos de todo un ganador .

    ResponderEliminar
  3. Ricardo A. Vallenilla Carrero

    Tema: “Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto; es un hábito." Aristóteles .

    El refrán de Aristóteles lo que quiere decir es simplemente esto, nosotros somos lo que constantemente hacemos. Nuestras acciones definen quiénes somos. Si queremos ser excelentes en algo, entonces tenemos que hacer tal acto varias veces hasta destacarse en ella. Como un profesor mío mas o menos dijo, si quieres ser un jugador de baloncesto profesional, pero todo lo que hizo fue sentarse y mirar a otras personas jugando baloncesto y usted, usted mismo, nunca recogió un balón, esto lo convertirá en un excelente observador de baloncesto, pero no un excelente jugador del mismo. La implicación de lo anterior es que la excelencia se define como un hábito a través de sus acciones repetidas.

    La excelencia como un hábito se manifiesta al dominar lo que hacemos constantemente. Podemos fingir que tenemos las cosas bajo control, pero sólo por hacer las cosas en realidad, en relación con una motivación constante en nuestro interior es como la excelencia se convierte en un hábito. Podemos aprender malos hábitos, así como los buenos hábitos. Todo lo que necesita es la repetición. Podemos desarrollar adicciones, así como destrezas. Como Aristóteles lo dijo tan bien hace mucho tiempo,"Somos lo que repetidamente hacemos."

    Mediante el control de los pensamiento y las acciones coherentes en el tiempo, Uno puede hacer grandes cambios en su vida personal a través de una línea de tiempo suficientemente largo. Para la mayoría de las cosas en la vida, la perfección es inalcanzable. Nadie es perfecto. Sin embargo la excelencia en su campo elegido o enfoque es el mejor siguiente paso que puedas hacer. La excelencia, por supuesto, no es fácil. Nada que vale la pena lo es. La excelencia es el resultado de una combinación de conocimientos (el saber qué hacer), la acción, la repetición (lo que permite a ti mismo para hacerlo mejor y mejor), determinación (fuerte deseo de cumplir la misma), el compromiso (que es la perseverancia, el no quitarte), y el tiempo (lo que te permite dominarlo) todo eso componentes mezclados forman esta. Deja uno de estos ingredientes fuera, y es probable que no alcanza la verdadera excelencia.

    ResponderEliminar
  4. Pensamiento valido, mientras más hagas algo, esto se va a convertir en un hábito. Puede ser cualquier cosa, como por ejemplo: un deporte, palabras que utilices con más frecuencia, etc. También pasa con la escritura, mientras más la practiques más diestro serás y eventualmente se convertirá en un hábito, lo que te llevara a la excelencia.

    Como mencioné anteriormente llegas a la excelencia mientras más hagas las cosas. También como dijo Richard North Patterson; que la escritura no es mágica, si no la perseverancia. Y, que es la perseverancia, practicar y seguir intentando, aunque falles, levantarte y seguir hasta que llegues a la perfección, en este caso la excelencia.

    Este pensamiento desde que lo leí, me pareció interesante. Porque muchas personas creen, que son excelentes solo por obtener un buen “feedback” en algo que hicieron, y no es así. Tienes que practicar y practicar, hasta que se convierta en un hábito y así poder llegar a la perfección. Pero esto siempre con perseverancia y así serás excelente.

    ResponderEliminar
  5. La experiencia personal lleva al ser humano cada vez mas cerca a la perfección personal, no solo en la actividad practica, sino en el pensamiento. Y es la experiencia la que se adquiere con la repetición de la actividad, cualquiera que sea. La excelencia proviene, efectivamente, del hábito de hacer. El oficio se hace de la práctica, y se es mejor mientras más se practique, independientemente del talento.
    No sólo el escritor se perfecciona con la práctica, sino también el trabajador manual, el zapatero, el albañil, el alfarero y todo aquel que utilice las manos en su quehacer, añadiendo día a día más destreza a las mismas. Ejemplo de esto me recuerda a Michael Jordan, leyenda del baloncesto de la NBA, cuando decía que solía dormir con un balón al lado de la almohada para cuando despertara, fuera lo primero que viese. Decía que para para ser bueno en lo que haces debes practicar tanto como sea posible, que la práctica es la clave para el éxito. La perfección llega, por tanto, con la práctica repetitiva.
    En nuestra profesión de enfermería debemos entregarnos a la práctica para ser cada día mejores. Debemos leer constantemente las materias, y repasarlas una y otra vez hasta que se transforme en un hábito adictivo, del cual no podamos desprendernos jamás. Es ésta la única manera en que alcanzaremos la excelencia.

    ResponderEliminar
  6. Dime lo que haces y te diré quien eres. Aristóteles basa su pensamiento en la formación que las vivencias le dan al carácter del ser humano. Basa el conocimiento en la experiencia vivida como el dicho popular “nadie aprende por cabeza ajena”. Aristóteles ve el reflejo de las decisiones personales en las acciones de cada individuo y los juzga por ellas.

    Para cada persona la perfección está determinada por su propósito en la vida, esta perfección está en control total del individuo que la busca. No da crédito al hecho de nacer para ser; el cree en el esfuerzo personal y la superación del ser. El juego de la vida y la semejanza a un ser prefecto no se basa en acciones extraordinarias si no en la capacidad de amoldarse a ella.

    Buscar una vida de perfección es desligarse de los placeres luego de haber sido satisfechos y adentrarse en un estilo de vida enteramente superior. El cual no depende de políticas o posiciones superiores en el plano terrenal si no que en su práctica nos hace intocables frente a los problemas del hombre común.

    ResponderEliminar
  7. La perseverancia, a eso se refiere. Me identico mucho con esta frase. En el decursar de los tiempos, el ciclo de la vida, consta de etapas que se convierten en nuestro quehacer diario, donde no rompemos la rutina y nos acostumbramos a convertir en monotonia las cosas que nos rodea; el entorno familiar, sobretodo cuando tenemos parejas; el trabajo, cuando quedamos estancando a patrones que no desarrollan la creatividad; con nuestros hijos, muchas veces cuando no lo paseamos porque la economía está difícil y sin darnos cuentas nuestras vidas le damos un giro donde si lo hacemos de forma repetida o mantenida la convertimos en un mal hábito adquirido. Los roles que cumplimos en todos los escenarios , donde alguien nos observa, nos imita; si no lo hacemos de forma adecuada se convierten en repetición y caemos nuevamente en el mal hábito. Y si seguimos debatiendo serían muchas las razones por la cual la mala práctica de estas costumbres se convertirán en resultados poco alentadores.

    Sin embrago pienso que Aristóteles empleo su frase para ser del hábito , la repetición , la perseverancia una constancia de buenos valores para lograr nuestros objetivos cualquiera que sean, en el ámbito que fuese.

    Tener perseverancia con nosotros mismos y trazarnos metas alcanzables en constancia y repetición, dice mucho de la persona. Esta distinción ha hecho que el ser humano sea reconocido por sus logros a todas las esferas. Insistir cuando caemos, no darnos por vencidos, positivisa y enriquece nuestras virtudes como personas. Pero más aún si ante el fracaso o la no remuneración de quienes nos rodean se insiste en alcanzar una meta, logramos la excelencia en nuestros logros. Es difícil el camino cuando en él se anteceden batallas muy duras de librar, la pérdida de un hijo, la muerte de otro ser querido, molestarnos con un amigo, etc. Pero son necesarias para actuar antes ellas, a veces nos sabemos actuar cuando estas cosas suceden, sin embrago cuando la asumimos valientemente y llevamos dentro nuestro dolor, y sin vacilar salimos adelante sin dudas algunas que nos manisfestamos de forma perseverante.

    El marco en que nuestras vidas se siga desarrollando crearán conflictos que iran modificando nuestras conductas, seremos capaces de moderarlas, transformarlas al punto de equilibrarlas para hacerlas persistentes ante un nuevo acontecimiento, la persistencia creará en nosotros la excelencia.

    ResponderEliminar
  8. Aristóteles, filósofo, lógico y científico de la Antigua Grecia, fue un genio y esta frase "La Excelencia es el arte que se alcanza a través del entrenamiento y el hábito, nosotros somos lo que hacemos repetidamente... La Excelencia, entonces, no es un acto aislado sino un hábito"... me ha hecho pensar mucho, lo cual quiere decir para mi, que es una buena cita.
    En la medida que repetimos algo cada vez lo realizamos mejor, es decir lo perfeccionamos, lo cual se traduce que debemos trabajar muy duro para lograr la excelencia en lo que hacemos o queremos, no es algo que se alcanza en un día, requiere de dedicación, minuciosidad y entrega, no debemos criticarnos y hacernos daño a nosotros mismos si no alcanzamos la excelencia, realmente la excelencia se alcanza sobre la repetición y el perfeccionamiento de lo que habitualmente hacemos.
    Entonces, todo lo que debemos hacer es comenzar, debemos recordar que sólo la práctica hace lo perfecto y que la excelencia es también un tratamiento de dignidad.

    ResponderEliminar
  9. Magnífica frase de Aristóteles "Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto; es un hábito." Aplicable a todas las esferas de nuestra vida.
    Es una realidad que solo la perseverancia y la tenacidad acompañados de la repetición pueden convertir algo ordinario en excelente. Los ejemplos son muchos donde esta máxima del filósofo se evidencia, desde deportistas, profesionales que valoran lo que hacen, artistas o simplemente estudiantes como nosotros. Si tomamos como punto de partida apegarnos a buenas prácticas en lo que hacemos y hacerlo constantemente, siempre se verán resultados alentadores. No es la excelencia producto de casualidades, ni tampoco de primeros intentos.
    Cuando vemos personas con diferentes logros en sus vidas, ya sean profesionales o personales, siempre estarán respaldados de una continua consagración, la cual ha sido tomada como hábito y no como un acto aislado en su práctica. Por tanto no solo el reconocimiento nos debe alentar a mantener la constancia, sino estar convencidos de perfeccionar a diario nuestro trabajo.

    ResponderEliminar
  10. Decidí reflexionar sobre esta cita porque es una que me aplico frecuentemente en mi vida diaria y me identifico mucho con ella. Yo pienso que frases como esta, ayudan a uno a ser mejor persona y a tener más confianza en uno mismo. El que la excelencia sea parte de la naturaleza humana de una persona debe traerle mucha satisfacción propia y ayuda mucho a que uno tenga buenos sentimientos de uno mismo.

    Las cosas y los aspectos de los seres humanos están atadas/os una con la otra, es decir que todo depende una de la otra. Por ejemplo, yo hago deportes y ejercicio y eso me ayuda a vivir mejor, a hacer mis cosas mejor y a tener mejores desempeños en muchas cosas en mi vida personal. Pero los buenos resultados vienen cuando se hace bien, no cuando se hace solo por hacerlo. Por el otro lado, cuando dejo de hacerlo o no lo hago como debe de ser, no me salen las cosas como espero. También, hacer deportes me ayuda a concentrarme mejor y a tener mejor calidad de vida. Lo mismo ocurre cuando uno se siente en un estado negativo, pues los desempeños se afectan y otras cosas no son como una espera, una cosa depende de la otra. El estar en estado positivo, ver las cosas de manera simple y el estar activo haciendo cosas que son constructivas son algunas claves para la excelencia de naturaleza humana en una persona. Hay muchas más que se van aprendiendo a medida que uno crece y escoge un buen camino.

    A Aristóteles se le conoce como el padre fundador de la lógica y sus pensamientos tienen inmensa influencia en los seres humanos. Es muy bueno aprender de sus citas y de otros pensadores de su época también. Cuando uno se las aplica, ayudan mucho al crecimiento personal, a hacer cosas buenas y positivas por los demás, a ser un batallador por lo que uno desea ser, etc. La cita enseña que uno hace lo que hace porque le gusta, porque va a tener consecuencias positivas en uno mismo, porque aporta a la madurez, etc. Las cosas no se hacen por hacerlas ni para salir del paso. Todo ser humano aspira a una buena vida, pero lamentablemente nadie es perfecto, por lo cual no todos la tienen. Uno tiene que escoger el camino correcto y lo mejor para uno sin pensar en lo que tienen los demás, es cuestión de estar feliz con lo que uno tiene, trabajar con los problemas y luchar por lo que uno desea. Todos tenemos que pasar obstáculos en el camino y para ser excelente hay que aprender a pasar por ellos.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Aristóteles escarbó en lo más profundo del ser que descubría. Con ello no solo logró su objetivo sobre la mayoría de las aristas a las que su pensamiento llegó, su ingenio trascendió al revolucionar teorías, al hacer susceptibles al tacto la lógica como forma de pensar, al incorporarla al diario.
    Dentro de su extensa obra expone una frase que al leerla no deja otra opción que admirarla, plantea que “Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto; es un hábito.” En ella nos propone con absoluta certeza que el hombre no viene al mundo como una máquina programada para triunfar en la vida, sino que como defectuosos pasajeros de esta aprendemos a sonreír cuando el momento nos agrada, a caminar después del primer paso, a cometer errores y a aprender de ellos, pero dejando claro en el camino qué somos y hasta donde llegaríamos, así como qué estaríamos dispuestos a sacrificar por lo que queremos a la hora de ambicionar sobre el futuro. Con ella explica de forma explícita como las acciones hablan más que las palabras, que la estrella de cada persona nos acompaña desde que nacemos, pero su luz solo se deja ver cuando el destino nos pone a prueba, siendo entonces nuestro carácter, defectos y virtudes parte de una maquinaria que se ajusta con el pasar del tiempo, que como bien lo expresó, no es cosa de un hecho o un día, sino que por el contrario es un hábito.
    Las ideas de Aristóteles desbordan el soporte de donde las tomas, enfocan tu vida en la realidad de su predicción sobre el pensamiento, cruzándose en tu camino y convergiendo donde el análisis hace su más exquisita parada. Como moraleja nos queda que la excelencia es una meta a la cual solo arribamos de proponérnoslo, siendo sistemáticos en nuestra mejoría como persona o profesionales, pasando con la vista siempre en alto por donde pensamos sea más difícil, insistiendo en nuestro desarrollo dando lo mejor de sí mismos..

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  14. Aristoteles, me hizo entender que no debemos esperar exitos, si lo que hacemos a diario no es meritorio a eso, si lo que hacemos es estar "pegados" a la computadora no esperemos tener nuestras tareas realizadas, y por ende no debemos esperar buenas calificaciones. Debemos realizar "repetidamente" acciones que nos ayuden a prepararnos para un futuro, y te puedo casi asegurar, que ese futuro será uno brillante y lleno de éxitos.

    ResponderEliminar
  15. Escogí esta cita ya que me gusto y me relaciono con el. "Somos lo que hacemos repentinamente" ya que hay veces que hacemos las cosas sin darnos cuenta. Repetimos nuestro diario vivir. Cada vez que lo repetimos hay una mejoría cada día. La excelencia de las personas son un hábito ya que todos aprendemos de nuestro diario vivir. Las personas son excelentes por si mismo.

    ResponderEliminar
  16. Diario reflexivo.
    Un buen escritor expresa grandes cosas con pequeñas palabras; a la inversa del mal escritor, que dice cosas insignificantes con palabras grandiosas". Ernesto Sábato
    La frase misma es un buen ejemplo para explicarla. Grandes escritores, como Ernesto Sábato, pueden resumir con pocas palabras la esencia de la escritura. Escribir con precisión y excelencia es un don que no todos poseemos. Todos podemos sentarnos y escribir, pero no todos podemos hacerlo de manera que lo escrito llegue al entendimiento pleno del lector. Podemos pasar varios cursos de redacción, podemos aprender técnicas para una correcta y bien estructura escritura, pero eso no garantiza ser un escritor. A escribir se aprende, escritor se nace.
    Los grandes escritores con lenguaje sencillo, sin palabras rebuscadas o frases adornadas, son capaces de llegar a las entrañas de su público, de inculcar sentimientos, de hacer reflexionar. Con la lectura de un buen escritor el lector puede transportarse en el tiempo, imaginar con exactitud lugares en los que nunca ha estado, explorar los pensamientos de un personaje hasta comprender su esencia. Cuando se trata de un mal escritor podemos pasar horas leyendo hojas y hojas y no encontrar nada, solo letras impresas que no transmiten mensajes.
    Que mejor ejemplo de lo anteriormente dicho que la lectura del artículo de nuestra segunda semana del curso de español: “La Universidad en Juego”, de Frenando Picó. En el autor con un lenguaje coloquial, con el uso de metáforas, pero a su vez de forma precisa nos hace un análisis, desde su punto de vista, del rol de la universidad en la formación del estudiantado y como solo manteniendo sus principios pedagógicos y sus exigencias académicas se logrará formar mejores profesionales cada día.

    ResponderEliminar
  17. Estoy de acuerdo con lo que dijo Aristoteles. Las acciones constantes son la marca que denomina una persona, en otras palabras tu eres lo que haces. Entonces se vuelve en un habito, ya que lo haces constantemente. Por eso uno tiene que tratar de realizar buenos actos ya que asi es como te veran los demas. Aunque nadie es perfecto es bueno aspirar a ser cada ves mejor.

    ResponderEliminar
  18. Cómo es que Aristóteles vivió hace siglos, y todavía existe mucha aplicación para el conjuto de observaciones y aportaciones que dio tanto a la ciencia como a la literatura. Por ello es considerado un genio, yo me pregunto: Qué sería de Aristóteles si hubiera vivido en estos tiempos? Con tanta tegnología él hubiera exponenciado todo su potencial, auque cabe tambien la posibilidad de que se hubiera ido al otro extremo, quedándose resagado como cualquier otro mortal.
    La exelencia se fábrica con la perseverancia, como lo dice la cita de hoy, es un hábito. Hábito que debemos hacernos para poder llegar a tener éxito en nuestras labores. Creo que la vida del profesional es muy demandante y agotadora, es por ello que desde que somos estudiantes debemos hacernos el hábito de hacer las cosas bien

    ResponderEliminar
  19. Noelvis Saez Esp 106
    Toda acción en la vida está sujeta evidentemente al grado de talento aptitud y vocación que se tenga para desempeñarla. No podemos creer que todas las prácticas cotidianas tendrán la misma calidad y finalidad ya que por muy versátiles que seamos, siempre existirán habilidades de las cuales se adolezca.
    Sin embargo, es inútil menospreciar lo imprescindible de la practica diaria y el oficio. La repetición con dedicación y empeño poco a poco nos va lustrando cualquier incapacidad que tengamos en alguna habilidad, de ahí que al autor de la frase, evalué la excelencia, estrechamente relacionada al habito periódico de perfeccionarla. El eje de la idea gira fundamentalmente, en que el talento sin oficio, es fortuna malgastada.
    De esta convicción parte toda razón que durante tanto tiempo se guarda en los perseverantes y abnegados, y como en algún momento expresara el prócer estadounidense A Lincoln…”Somos lo que hacemos, para cambiar lo que somos” en el acto de la practica es donde emanan los frutos del sacrificio y donde toma forma el resultado de los intentos.

    ResponderEliminar
  20. Noelvis Saez Esp 106
    Toda acción en la vida está sujeta evidentemente al grado de talento aptitud y vocación que se tenga para desempeñarla. No podemos creer que todas las prácticas cotidianas tendrán la misma calidad y finalidad ya que por muy versátiles que seamos, siempre existirán habilidades de las cuales se adolezca.
    Sin embargo, es inútil menospreciar lo imprescindible de la practica diaria y el oficio. La repetición con dedicación y empeño poco a poco nos va lustrando cualquier incapacidad que tengamos en alguna habilidad, de ahí que al autor de la frase, evalué la excelencia, estrechamente relacionada al habito periódico de perfeccionarla. El eje de la idea gira fundamentalmente, en que el talento sin oficio, es fortuna malgastada.
    De esta convicción parte toda razón que durante tanto tiempo se guarda en los perseverantes y abnegados, y como en algún momento expresara el prócer estadounidense A Lincoln…”Somos lo que hacemos, para cambiar lo que somos” en el acto de la practica es donde emanan los frutos del sacrificio y donde toma forma el resultado de los intentos.

    ResponderEliminar
  21. Para que las personas puedan alcanzar la excelencia tienen que ser capaces de aceptar que tomará varios intentos. Excelencia no está destinado a ser logrado fácilmente, ya que es algo que sólo unos pocos elegidos son capaces de lograr. Se trata de un galardón que cada uno debe luchar por algo, pero no van a llegar a todos.

    Ser capaz de sobresalir en algo no es algo que uno simplemente puede hacer. Es algo que uno tiene que adquirir la costumbre de, al hacerlo repetidamente. Si uno quiere ser un escritor increíble la única manera de hacerlo es mediante la continua escribiendo hasta su estilo y estructura se perfecciona.

    Lo que separa a los grandes personajes del mundo de los mediocres es la perseverancia para luchar a través de todas las dificultades que uno encuentra para alcanzar la grandeza que ellos desean. Crear un hábito de mejorarse a uno mismo sólo puede ayudar a una persona a lograr sus objetivos de la mejor manera posible.

    ResponderEliminar
  22. "Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto; es un hábito."

    Como seres humanos pensantes y racionales somos responsables de nuestras acciones.

    La vida se compone de actos y las consecuencias de los mismos; una cosa va de la mano de la

    otra. Todas las decisiones que tomamos, son reflejo directo de la persona que somos, nuestros

    valores, la moral que tenemos, nuestros sentimientos y conocimientos. Si cosechamos nuestros

    actos de manera positiva y de excelencia, de manera repetitiva, nuestros frutos serán abundantes

    en nuestra finca llamada vida.

    La excelencia, como cualidad, es una que se obtiene trabajando y luchando fuertemente.

    No es un talento ni un don, es un estilo de vida, que solo se logra con sacrificios y arduo trabajo.

    Es responsabilidad personal crear los hábitos necesarios para lograr la excelencia en todos los

    niveles y en todas las etapas de nuestras vidas. Lo más importante es seguir hacia adelante en

    búsqueda de esa excelencia, aun cuando fallemos en algo. Recordemos que en la vida siempre

    tendremos tropiezos, lo importante es crear el hábito de levantarnos, aprender de nuestros

    errores y continuar con el camino hacia la excelencia.

    ResponderEliminar
  23. "Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia entonces, no es un acto; es un hábito". Aristóteles

    Aristóteles nos dice que las cosas que hacemos aunque sea repitiendose nos lleva a la excelencia. No obstante, nuestras acciones pueden llevarnos hacer lo correcto o lo incorrecto. Nosotros como seres humanos tenemos el poder de controlar nuestras acciones y de nuestras vidas. Asimismo también en nuestras vidas establecemos un orden para llegar hacia la excelencia. Con la preparación adecuada, la educación, nuestra creatividad y la habilidad de ayudar a los demás nos puede llenar como personas. Todos siempre cometemos algún error en la vida y siempre hay que perder en algun juego y darle la oportunidad a otras personas. Pero lo que sí hay que tener en cuenta es la forma en que exponemos nuestras ideas y cómo usamos nuestra creatividad para las habilidades que nos lleva en ruta hacia la excelencia. Y claro está que en las matemáticas se requiere la práctica para tener el resultado correcto. Entonces, podemos decir que para llegar a la excelencia hay que tener establecido un orden y tener una práctica para que sea un hábito.

    ResponderEliminar
  24. La perseverancia, a esto se refiere el filosofo, somo lo que queremos y lo que nos proponemos ser. Ser mejores cada día está en el empeño que pongamos y en el esfuerzo al que estemos dispuestos hacer.
    Yo creo que el que persevera triunfa en la vida, toda esta en lo que uno se proponga, no importa el tiempo que nos lleve ni el trabajo que nos dé, lo que si tenemos que estar convencido de lo queremos.
    Para llevar a la excelencia como bien dice Aristóteles tenemos que crear un hábito de querer luchar por lo que queremos sin importarnos los tropiezos que tengamos en el camino. Tenemos que aprender de nuestros errores y a querer ser mejores cada día.

    ResponderEliminar
  25. "Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia entonces, no es un acto; es un hábito". Aristóteles

    Las personas todas tenemos muchos habitos. Siempre tenemos un rutina y en una semana basicamente hacemos lo mismo todo el tiempo. Muchas cosas en la vidas requieren practica. Que significa esto? Significa que de el primer intento no vamos a llegar a la perfeccion. Hay que practicar hasta llegar a la perfeccion. Esto nos puede tomar hasta anos pero el resultado vale la pena. Aristotles nos quiere decir que para que las personas puedan alcanzar la excelencia tienen que ser capaces de aceptar que tomará varios intentos.

    La excelencia no está destinada a ser lograda fácilmente. Puede ser lograda en anos o peor, nunca ser lograda. Es algo que esta en tu destino y tienes que luchar por ella.

    Ser capaz de sobresalir en esta generacion es algo que tristemente no es tan facil ya que vivimos en un generacion en donde no quedan muchas ideas originales. Es algo que uno tiene que adquirir la costumbre de, al hacerlo repetidamente.


    ResponderEliminar
  26. "Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto; es un hábito." Aristóteles

    Esta cita me intereso mucho por eso la escogí. Nosotros los humanos hacemos cosas repetidamente. Como por ejemplo comer; El comer es algo que hacemos repetidamente por que necesitamos alimentarnos por que tenemos hambre. EL comer es un habito.Ahora para llegar hacer una persona inteligente tenemoss que enriquecernos de conocimientos y aplicar nos lo a la vida creando un habito. Cada Persona no nació inteligente se fue enriquecimiento de conocimientos con el tiempo. Entonces para tomarlo en practica lo haría dela siguiente madera; Con mis estudios. Uno tiene que crear un habito de estudios. Eso hay que hacerlo repetidamente y con el transcurso del tiempo se va volviendo un habito . A mi entender que para llegar a ser personas inteligentes y capas de racionar hay que practicar lo nuevo conocido y hacerlo un habito. cada persona tiene un hambre de conocimientos nuevos el ser humano va en busca de conocimientos ahora esos conocimientos hay aplicarlos a nuestras vidas.

    ResponderEliminar
  27. En mi punto de vista esta reflexión lo que dice es que el éxito o triunfo ya no es un acto para celebración sino que ya es un solo acto rutinario. Para mi razón cuando una persona triunfa en algo que a estado trabajando por un largo tiempo esto tiene que ser un motivo para sentirse orgulloso de sí mismo no para quedarse como si nada hubiera pasado.

    ResponderEliminar
  28. Aristóteles nos demuestra que todos somos capaces de lograr la excelencia tanto de manera laboral como en nuestra propia vida.
    Él se refiere a que el ser humano se define por lo que hace cotidianamente y nos por algún acto. Un acto puede ser algo esporádico, pero lo que haces cotidianamente es realmente tu hábito. Debido a esto concluye que la excelencia no se logra haciendolo excelente esporádicamente; la excelencia se logra haciendo cosas excelentes constantemente. Por ejemplo, un alumno que obtiene un promedio de 100 durante el año alcanza la excelencia, no siendo así para que lo logró el 100 en un examen y 70 en los demás.

    Otro ejemplo es que tú puedes ser especial con tu pareja en el día de los enamorados, pero si no eres especial con tu pareja repetidamente, no eres entonces una persona especial con tu pareja.
    Realmente lo importante es la continuidad de nuestras acciones, por ello es sumamente necesario inculcar a los niños a temprana edad hábitos para que el día de mañana sean niños de excelencia en todos los aspectos.

    ResponderEliminar
  29. "Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto; es un hábito." Aristóteles

    Excelente frase de Aristóteles, a menudos queremos llegar al éxito pero lo que hacemos en nuestra vida a lo mejor no es lo adecuado para alcanzarlo, es por eso que debemos esforzarnos para conseguir las cosas que queremos. Si somo lo que hacemos repetidamente, pues si claro que la excelencia es un hábito, puesto que trabajaras siempre enfocado en hacer las cosas de la mejor forma posible. sacar A en los exámenes es la meta de todo estudiante, pues si no estudian no lo lograran es por eso que si repetidamente estudias, las probabilidades que saques A en el examen es mayor, a aquellos que estudian solo un día antes. Hacer de lo que quieres un diario vivir te garantiza el logro de tus metas, trabajar cada día en proyecto a lo que quieres, es capacitarte y acercarte a lo que deseas.

    ResponderEliminar
  30. Ciertamente, somos lo que hacemos repetidamente ya que los hábitos que creamos en nuestras vidas son los que nos definen. Usualmente, los seres humanos relacionamos ciertas acciones o ciertos gustos a cada uno, es como una identidad que hace a cada uno de nosotros únicos. Se menciona que la excelencia no es un acto, es un hábito, el cual es muy cierto. Como dice la famosa frase: "la práctica crea excelencia", al uno estar constantemente 'practicando' o haciendo una misma acción que nos define como persona, terminamos perfeccionándola.

    ResponderEliminar
  31. Liz J. Morales Esp106-14

    "Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto; es un hábito." Aristóteles

    La vida del ser humano esta compuesta por una serie de eventos, los cuales se tienden a repetir. De ahí sale la frase popular que dice que el hombre es esclavo de la rutina. No creo que lo que hagamos repetidamente nos defina como persona y mas aun cuando con la excelencia tiene que ver. Creo que la excelencia puede llegar por oportunidades o destrezas que hayamos reforzados. Esto solo nos dice que a diferencia del la cita, la excelencia es una posibilidad que cada quien en su percepción decide alcanzar.

    ResponderEliminar
  32. "Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto; es un hábito." Aristóteles


    SI siempre damos lo mejor de nosotros y lo hacemos todo bien repetidamente entonces nuestras obras y acciones serán tan excelentes como nosotros, por lo tanto ya la excelencia no sería un acto si no un hábito en nuestras vidas.

    ResponderEliminar
  33. Urayoan Leon Torres Esp106-14

    "Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto; es un hábito." Aristóteles

    Entiendo por esta frase, que todo lo que nos proponemos en esta vida, lo queremos hacer con pasion. Si nos ezforzamos a hacer todas nuestras cosas con esa pasion, tendremos exelencia.

    ResponderEliminar
  34. "somos lo que hacemos repentinamente" con esta parte me deja saber que por tus actos te deja saber quien eres. por el otro lado "la exelencia,no es un acto;es un habito" esto da a entender que ser exelente persona no se trata de hacerlo y ya,se trata de vivir la vida con buenos actos y tener como meta ser exelente persona.

    ResponderEliminar
  35. "Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto; es un hábito." Aristóteles

    Desde nuestra infancia nos acostumbran hacer cosas repetidamente y a medida que uno sigue creciendo uno convierte algunas costumbres a su vida diaria. La excelencia no es un acto sino un habito, esta en cada uno de nosotros elegir si queremos ser una persona de excelencia o no y esto se puede lograr poniendo una mete o proposito.

    ResponderEliminar
  36. La excelencia es algo que ser humano de todo parte del mundo buscan sin sesear. Cuando uno piensa en excelencia, uno piensa en la perfección o en lo mas alto de una meta. Nosotros las persona se nos a creado un habito buscar la perfección , cuando hacer trabajos o cuando tratamos de cumplir las metas puestas. Entiendo que esto esta mal porque de verdad no existe la perfección. Por lo tanto, yo digo que si uno de verdad lo cree pues encuentra pero cuando no pues va entender mi de vista.

    ResponderEliminar
  37. "Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto; es un hábito." Aristóteles


    Si tu haces un trabajo medriocre eres un mediocre
    Pero hay ciertas personas acostumbradas a un trabajo calidad y bien perfecto.Para esas personas ya es normal la perfeccion y la aprobacion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Roy Nieves esp106 Estoy deacuerdo contigo ya que es como dice el refran uno cosecha lo que siembra

      Eliminar
  38. Los científicos descubren e inventan, los profesores se instruyen y enseñan, queda decir que nosotros, los estudiantes, estudiamos y ponemos en práctica lo estudiado. Todo lo mencionado son cosas que en el mundo se hacen constantemente y por ende mientras mas tiempo le dediquemos a eso que nos apasiona, a la misma vez se pone en practica y se convierte en un habito. La práctica ejerce al profesional en su carrera venciendo obstáculos utilizando la inteligencia, métodos los cuales nos llevaran a un encaminado futuro donde en la meta encontraras la excelencia.

    ResponderEliminar
  39. Mi perspectiva y como la de todos lo demás, para poder ser un escritor su mayor criterio es tener un buen manejo de vocablo e incluyendo esas palabras ricas que tenemos en nuestro vocabulario español, es decir, palabras cultas. Hoy en día las personas se quieren identificar con aquel autor que decide escribir cosas que no tienen sentido con palabras extraordinarias que relatan la verdad y a la misma vez el autor consigue entrar a la mente del lector, la cual se estaría haciéndose mil preguntas, de aquí es que surge la polémica de que no tiene sentido pero utiliza las palabras claves para llegar a un sentido común. Ambos escritores tienen éxito a la hora de llamar la atención de sus lectores, pero constantemente hemos podido ver que el mal escritor sobre sale cuando escribe ciertas palabras insignificantes, como para otros el buen escritor explica lo que el mal escritor quiso decir en palabras mas simples.

    ResponderEliminar
  40. Entiendo que ese pensamiento le va muy bien al ser humano ya que de donde sacamos la perfeccion es de la practica q para mi conyeva costumbre.

    ResponderEliminar
  41. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  42. Totalmente de acuerdo con la cita de Aristoteles. Muchas veces a la hora de poner en practica la teoria hacemos lo contrario porque tiene que ver con la costumbre (habito). La vida es cuestion de perspectivas aunque hay cosas que estan mal y punto, pero ver personas con una verticalidad donde se mantengan firmes a sus posturas en bien dificil.

    ResponderEliminar
  43. Me hace pensar el autor en cuando comence a trabajar por primera vez, no sabia nada de lo que tenia que hacer. Me dieron un adiestramiento de como cocinar, tuve que aprenderme todas las recetas, cocinarlas, trabajar en la limpieza. Eran experiencias nuevas para mi que jamas pense que podia hacerlas a la perfeccion.

    Entonces cuando las haces constantemente todo el tiempo, vas teniendo la experiencia de que tu capacidad intelectual puede lograr todo cuando lo practicas y lo conviertes en un habito sucede lo que llama el autor: la excelencia.

    ResponderEliminar
  44. Esta cita se puede interpretar de varias maneras, y eso es lo que la hace interesante. Me agrada el hecho que me puedo identificar con ella. Al comienzo de cada nuevo reto tiendo a verlo mas complicado de lo que realmente es, me da miedo, y no la practico constantemente como deberia ya que pienso que no me saldra. Ultimamente he estado empujandome a completar todos los retos y poco a poco he visto los resultados de como voy mejorando, despues de un tiempo realizo las tareas como si no fuera nada, ya que, sin darme cuenta se fue convirtiendo en un habito. Por esa razon y otras mas me puedo identificar con esto,

    ResponderEliminar
  45. A traves de esta frase del filosofo Aristoteles, se refleja la necesidad de cultivacion personal desde el nacimiento. La necesidad de hacer de nuestra vida diaria un habito constante de buenas normas educativas, de cultivarnos en la excelencia de cualquier rama de la sociedad en la cual nos desarrollemos. Debemos estar siempre listos para dar una primera buena impresion!.

    ResponderEliminar
  46. Conservo esta cita. Sobre todo, porque nos recuerda que la verdad es de nosotros. Que el control está al alcance de nuestras manos si así lo queremos. La excelencia se gana, no se hereda.

    ResponderEliminar
  47. Conservo esta cita. Sobre todo, porque nos recuerda que la verdad es de nosotros. Que el control está al alcance de nuestras manos si así lo queremos. La excelencia se gana, no se hereda.

    ResponderEliminar
  48. "Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es un acto; es un hábito." Aristóteles

    Una persona es moldeada poco a poco por lo que le gusta hacer, por sus metas, por su forma de vida que fue llevabada a cabo por lo que quiere lograr. La excelencia es un habito ya que nos moldeamos como persona por las actividades que hacemos diariamente, por eso el dicho.

    ResponderEliminar